Originario de Estado de México, Jorge Hermosillo es uno de los más destacados alpinistas que ha tenido nuestro país. Con expediciones organizadas por el CEMAC (Club de Exploraciones de México A.C.), logró tres cumbres a ochomiles: al Cho Oyu, el Everest y el Gasherbum II, y un total de siete expediciones a los Himalayas.

Su vida en la montaña nace a temprana edad, cuando vivía junto al Río de los Remedios y subía primero caminando y luego corriendo al cerro del Chiquihuite. Pronto se ingenió su propio material para escalar las paredes verticales de la zona. Con cuerdas de henequén y armellas que conseguía en el supermercado el Gigante, se autoaseguraba.

Después descubrió que la escalada era un deporte y entró a la Escuela de Guías de México. A los 12 años ascendió el Popocatépetl, a los 13 años el Iztaccíhuatl y a los 14 el Pico Orizaba. 

A los 18 años ya tenía su título de guía de montaña y realizó en el CEMAC un curso de alta montaña. A los 20 años llevó a cabo su primera expedición al Aconcagua junto con Jorge Luis Brito Morán, en 1980. 

Fue a Cerro Plata en 1981, a Cerro Vallecitos en 1981, al Yerupajá y Rasac en 1981, al Yerupajá, Rasac y Tocllarraju en 1982; al Huandoy y Huascarán en 1984; y al Tacaná en 1987.

En 1988 fue por primera vez al Himalaya, en una expedición que tuvo un permiso para intentar un ascenso al Gasherbrum II por una nueva ruta. Realizó un intento al Gasherbrum I, pero no logró cumbre.