El amor me lleva a la cocina. La comida mexicana, la historia, mi familia y los lugares donde crecí forman parte de la fusión de Cocinar  con elementos cotidianos, elementos que crecen e insiste en no desaparecer, por eso siempre ando observando buscando sabores, fusionando la comida; los mariscos y el maíz ahora son parte de mi proyecto. Soy espontáneo y la cocina me permite esta libertad increíble de mezclar y en ella  transmitir mi personalidad.