(1967). Desde los cinco años vive en México. Licenciada en Periodismo y Ciencias de la Comunicación por el Instituto Campechano. Becaria del Centro Mexicano de Escritores en 1992, ese mismo año obtuvo el Premio Nacional de Cuento Efraín Huerta. Becaria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en 1996 y Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte 2004-2007. Ha colaborado en distintas revistas y suplementos culturales nacionales e internacionales. Ha publicado los libros Cartas de usurpación (UNAM, 1992), El bosque de la hormiga (Ediciones Sin Nombre, 2002), 40º a la sombra (UIA, 2013), Los segundos y los días. Breviario del
temblor (Ficticia, 2018) y Groenlandia (Parentalia, 2019). Sus poemas han sido traducidos al inglés, francés, italiano, hindi, portugés y polaco.

Yo no soy yo y soy

Yo no soy yo
como el paciente zapatero no fue, el religioso padre
de Francis Crick, no el dogma sino la física,
cierto atardecer en las márgenes del río Nene,
la curvatura y el peso de las ramas de un árbol.

Yo no soy yo y soy
la canción de cuna que tarareaba mi madre,
las especias y el fogón de la cocina de mi abuela,
la forma de caminar de mi padre rápida, nerviosa,
de animal encerrado.

Yo no soy yo y soy
cuando veo reposar el largo cuerpo del amado,
sus movimientos pausados, distenso
el tendón y el ligamento, su sueño
heredado entre continentes.

Raíz no somos, seca por dentro,
sin la aleación de las moléculas
y sin embargo somos la memoria del árbol,
el fluir del río, cierta luz en nuestros rostros.